jueves, 9 de mayo de 2013

Vitamina E, el antioxidante que previene las cataratas

La vitamina E es una vitamina liposoluble, es decir, que se almacena en las grasas del cuerpo. La forman un conjunto de sustancias llamadas tocoferoles y tocotrienoles, siendo el alfa-tocoferol el más eficaz y numeroso. Esta vitamina está siendo investigada desde hace años por su facultad de regenerar los tejidos y proteger al organismo de diversos contaminantes.


Aceite de oliva



Beneficios de la vitamina E



  • Ayuda al cuerpo a utilizar adecuadamente la vitamina A, la C, el complejo B y los ácidos grasos poliinsaturados o vitamina F.
  • Favorece la óptima oxigenación del organismo.
  • Elimina el excedente de líquido en los tejidos.
  • Impide la formación de coágulos y mejora la circulación de la sangre.
  • Protege al cuerpo de las consecuencias negativas de distintos contaminantes.
  • Previene la arteriosclerosis.
  • Mejora el sistema inmunológico, por lo que aumenta la resistencia a las infecciones.
  • Previene el infarto de miocardio.
  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Regula el sistema hormonal en las mujeres.
  • Protege al organismo de los radicales libres.
  • Mejora la memoria.


Síntomas que pueden indicar falta de vitamina E


  • Cansancio inusual ante esfuerzos normales.
  • Irritabilidad y apatía.
  • Triglicéridos altos.
  • Retención de líquidos.
  • Varices o piernas pesadas.
  • Fuertes dolores menstruales.


Se pueden beneficiar de tomar vitamina E


  • Quienes padecen edemas.
  • Las personas que tienen anemia.
  • Quienes sufren fatiga permanentemente.
  • Las personas que notan que su capacidad de concentración está disminuida.
  • Quienes sufren arteriosclerosis.
  • Las personas que padecen mala circulación.
  • Cuando las quemaduras o las heridas tardan en curar, o salen cardenales con excesiva facilidad. En estos casos, también puede haber carencia de vitamina C.
  • En caso de que se consuma habitualmente agua clorada.
  • Las mujeres que toman anticonceptivos.
  • Quienes llevan una dieta muy baja en grasas, ya que esta vitamina necesita las grasas para que el organismo la absorba adecuadamente.
  • Las personas que tienen la piel muy seca.


Dónde se encuentra la vitamina E


La vitamina E se encuentra en los aceites de germen de trigo, de soja, de girasol, de oliva y de hígado de bacalao. Estos aceites contienen cantidades importantes de vitamina E, siempre que sean prensados en frío. Pero también se encuentra en:
  • Las almendras.
  • La yema del huevo.
  • El aguacate.
  • El diente de león.
  • Las espinacas.
  • Los cereales integrales.
  • El pan integral.
  • Los espárragos.


Vitamina E y cataratas


Según el Dr. Shambhu D. Varma del departamento de oftalmología de la Universidad de Maryland (EEUU), y otros investigadores, las vitaminas E y C protegen de las cataratas.


Ojos
La vitamina E protege los ojos de las cataratas

Según el Dr. Varma: “Queda demostrado que para conservar un cristalino flexible, transparente y sano se precisa una buena alimentación. Si una dieta alimenticia es pobre en vitaminas antioxidantes E y C, la instauración de cataratas puede acelerarse”.

Por otra parte, según una investigación publicada en Archives of Ophthalmology, las mujeres que toman más carotenoides, como la luteína y la zeaxantina, y más vitamina E tienen menos probabilidad de desarrollar enfermedades oculares como las cataratas.


Efectos secundarios y contraindicaciones de la vitamina E


Las personas que sufran diabetes, hipertiroidismo o tensión alta deben consultar con su médico antes de consumir suplementos de vitamina E.

El exceso de vitamina E en el organismo produce diarrea, dolor abdominal, hemorragias, aumento de la tensión arterial y náuseas.


Vitamina E para la salud


Esta vitamina pertenece al grupo de los antioxidantes, junto a la A, la C y el selenio. Está probada su eficacia para combatir el envejecimiento, mejorar la circulación sanguínea y subir el sistema inmune. Además, diversas firmas cosméticas la utilizan en sus productos por su eficacia para crear colágeno. La deficiencia de zinc en el organismo, puede provocar que también haya carencia de vitamina E.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


Para saber más




4 comentarios: