domingo, 17 de septiembre de 2017

Disruptores endocrinos: qué son y cómo afectan a nuestra salud

Cada año, los campos reciben toneladas de plaguicidas que contaminan el agua, la tierra y el aire. Y por supuesto, los alimentos. Algunas de estos compuestos actúan como disruptores endocrinos, afectando al sistema hormonal, alterando su funcionamiento y perjudicando nuestra salud.




Productos de limpieza
Imagen de tookapic en Pixabay


Los disruptores endocrinos están en todas partes


Estas sustancias químicas crean un desequilibro en el sistema hormonal, enviando al organismo señales confusas o bloqueando determinadas hormonas. El gran problema es que todos estamos expuestos a ellas, ya que forman parte de multitud de utensilios que utilizamos cada día y además también se encuentran en gran cantidad de alimentos. Como ejemplo, podemos citar: 


  • Productos de limpieza, insecticidas y ambientadores.
  • Decoración y construcción.
  • Productos de higiene personal.
  • Alimentación.


Cómo afectan a nuestra salud los disruptores endocrinos


  • Diabetes y obesidad.
  • Parkinson, esclerosis múltiple y autismo.
  • Cáncer de tiroides.
  • Dolencias cardiovasculares.
  • Pérdida auditiva, pérdida de memoria, dificultad para concentrarse y problemas en el aprendizaje.
  • Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.
  • En la mujer: cáncer de mama y de ovarios, pubertad prematura, ovarios poliquísticos, endometriosis, fibroides uterinos y disminución de la fertilidad.
  • En el hombre: infertilidad y disminución de la calidad del semen, malformaciones genitales en bebes (cuando la contaminación se produce durante el desarrollo fetal), cáncer de próstata y testículo.
  • Algunos disruptores endocrinos pueden provocar cambios epigenéticos, produciendo efectos adversos en los descendientes (hijos, nietos) de la persona que ha estado expuesta a ellos.

La indefensión que tenemos ante estas sustancias es tremendamente preocupante, sobre todo porque afecta cada vez a más niños, que están expuestos a ellas incluso desde antes de nacer.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario